Inicio

Municipio de unos 12.000 habitantes situado en la comarca de La Sagra a 30 km de Toledo y a 40 km de la capital de España.

Yuncos es un topónimo mozárabe, derivado de “Yunko”, en documentos mozárabes del año 1181 se cita la alquería de Yuncos en La Sagra, en donde vivía un personaje llamado Martín Raimundo, que tenia una viña en Cobisa.

Hacia el año 1488 los Reyes Católicos vendieron un trozo de tierra de Yuncos y Palomequejo a Don Pedro de Castilla y a su mujer Dª Isabel Laso, con la obligación de darles a los referidos monarcas la villa de Mondéjar. En Yuncos por privilegio real no pagaban alcabala (impuesto a la Corona).

Según informaciones de 1788 se llamó primitivamente “Las Ventas de Unco”, por ser una tierra donde se criaban muchos juncos. Siguiendo la misma información, estas Ventas estaban al servicio de la alquería de Palomequejo, un territorio adyacente a Yuncos, donde se asentó el primer núcleo de población, de fundación anterior a Yuncos, que le benefició y acabó por desaparecer como así lo atestiguan documentos de la época.

En el siglo XVI se erige uno de sus monumentos mas importantes, la iglesia de san Juan Bautista, de estilo Renacentista, con un excelente retablo del estilo barroco tras el altar mayor. No se conoce con exactitud la fecha de su construcción, pero se sabe que el día 15 de julio de 1563 se inscribe la primera partida de bautismo.

Otro de los monumentos importantes es la “Casa de Ciriaco” que se llama así por el nombre de su antiguo propietario, es una casa palacio de estilo neomudejar situada en la calle Real rehabilitada y que ahora alberga el nuevo y espectacular Ayuntamiento.

El Toro Enmaromao de Yuncos (conocido en el pueblo como “Toro del Aguardiente”) es uno de los festejos populares mas conocidos de la provincia de Toledo celebrándose ininterrumpidamente desde el año 1978, esta incluido en la programación de las fiestas en honor a la Patrona, la Virgen del Consuelo que celebra sus fiestas la segunda semana de septiembre, siendo el mas querido y esperado por todos los yunqueros junto con la Procesión de la Virgen, la charanga y los fuegos artificiales.

En el año 2011 fue declarado “Bien de interés cultural” por el excelentísimo Ayuntamiento de Yuncos reunidos en sesión plenaria.

El Toro del Aguardiente consiste en correr un novillo por las calles del pueblo que previamente anestesiado se le coloca una cadena con dos anillas en su testuz y que minutos antes de su suelta se le atan dos cuerdas a las anillas para poder guiarlo por un recorrido totalmente urbano y abierto, dando una vuelta de 3.900 metros alrededor del pueblo.

Su suelta se realiza desde un cajón metido anteriormente al ruedo de la plaza de toros y se le saca al recorrido con una cuerda delante y otra detrás, evitando que el toro se enrede o se dañe con cualquier tipo de mobiliario urbano.

Hemos de decir que es ahí donde entran los “colaboradores” o “maromeros” como los queramos llamar, jóvenes del pueblo que han visto correr al toro por sus calles desde muy pequeños y que cada 11 de Septiembre madrugan con la ilusión de correr su “Toro del Aguardiente” como en el pueblo se le conoce, y que han ido evolucionando con el paso de los años en la forma de llevar al toro, llegando a ser reconocidos por sus vecinos por su magnífica y ejemplar labor, haciendo posible que el animal no sufra ningún tipo de percance y llegue lo mas entero de fuerzas posible a su destino final, la plaza de toros, donde son reconocidos Toro y corredores por todo el publico asistente al festejo con una sonora y pronunciada ovación.

Al toro del aguardiente una vez terminado el recorrido y ya dentro de la plaza de toros se le sujeta con sus mismas cuerdas a un burladero pero solo por el tiempo mínimo imprescindible para quitarle la cadena y las cuerdas de su testuz, acto totalmente respetuoso y merecido hacia tan noble animal para que pueda sentirse liberado entrando a los chiqueros totalmente libre de ataduras y volviéndose a llevar otra ovación y el reconocimiento de todos los asistentes.

A día de hoy esta en marcha la creación de la “Asociación del toro del Aguardiente de Yuncos” para inscribirse en la Federación Española del toro de cuerda”.

Día de celebración: 11 de Septiembre, (además en dos ocasiones también se ha realizado en honor a su Patrón San Blás).